Usted está aquí

Trabajo

Imagen y prejucios

Imagen y prejucios

Tenía un jefe que decía que no era más limpio el que más se duchaba sino el que menos se ensuciaba. Creo que esto es vino de una discusión sobre una recomendación de la OMS sobre la higiene personal y que recomendaban hacerlo cada dos días. Lo más lógico sería ducharse cuada vez que lo necesites pero estamos con otra pregunta, ¿cómo sabes que lo necesitas de una forma objetiva?

Lo que nos queda por aprender

Lo que nos queda por aprender

Hay días que te levantas con el ego subido y crees que no hay nada nuevo bajo el sol, que has visto de todo, que lo has experimentado todo y que en tu sector estás al día de todo lo que ocurre. Estás tan seguro y confías tanto en tus capacidades como en la experiencia que tienes que casi podrías trabajar con los ojos cerrados.

Aquí, en casita

Aquí, en casita

Una de las ventajas de hacerse amigo de un constipado y que se te convierta en un okupa pulmonar tine sus ventajas. La primera es que te ahorras el hilo musical porque te pasas medio día escuchando los cálidos ritmos de esa tos de perro que no te deja dormir, y el resto del tiempo, notas como todos los virus bailan la conga en fila india gritando alveólo okupado alveolos encantado.

Los problemas de un sistema asimétrico

Los problemas de un sistema asimétrico

Es cierto que la frase de cualquier tiempo pasado fue mejor suele ser un engaño de la memoria, pero no podemos negar que hay ciertas variables que antes existían y ahora brillan por su ausencia. A día de hoy no puedo dejar de envidiar las historias que me cuentan mis padres, dónde todo estaba por hacer y que la progresión laborar era factible. Podías trabajar toda tu vida en una misma empresa, cambiar de trabajo para mejorar no requería cientos de envíos de CV ni docenas de entrevistas, simplemente te marchabas a la empresa de al lado y mejorabas tu nivel salaria.

¿Porqué nos pagan un sueldo?

¿Porqué nos pagan un sueldo?

No hace pocos días reflexionaba sobre la imposibilidad de tener a un recurso compuesto por personas funcionando al cien por cien de su capacidad y ahora he leído un artículo que no solo confirma mis sospechas sino que además tira por tierra la filosofía que existía sobre el trabajo que ha venido imperando en nuestras empresas durante muchos años.

Cuándo ha sido la última vez que te carcajeaste

Cuándo ha sido la última vez que te carcajeaste

Carcajear, sonreír, descuajaringarse, troncharse, partirse el pecho, tenemos muchas opciones para definir un estado de ánimo caracterizado por el uso de los músculos faciales, enseñar los dientes, abrir la boca, tener los ojos cerrados, llorar y en ocasiones quedarnos sin aire para respirar.

Crisis no significa oportunidad

Crisis no significa oportunidad

Las personas necesitamos tener fé, ya sea en un dios o en varios, en que las cosas se arreglarán, pero necesitamos creer en algo que estando más allá de nuestra capacidad de raciocinio, nos de un poco de esperanza en el futuro. Frases que atestiguan este principio son las clásicas crisis significa oportunidad, cuando una puerta se cierra otra se abre, y un par más que no recuerdo y no puedo consultar porque estoy sin conexión a internet.

Conciliar, futuro imperfecto del verbo imposible

Conciliar, futuro imperfecto del verbo imposible

Conciliar parece ser el nuevo paradigma, el buscar el equilibrio entre la vida personal y la profesional, aunar los placeres de ambos campos es el nuevo caballo de batalla y una de las ideas fundamentales en el diseño del futuro puesto laboral. Unos abogan por la flexibilidad laboral, otros por reducir la jornada laboral, otros tantos por el teletrabajo, pero la idea detrás de todas estas ideas es encontrar el equilibrio entre las esferas que definen a una persona.