Usted está aquí

Personas

Tener muchos problemas no es el problema

Tener muchos problemas no es el problema

Estamos en un momento espacialmente interesante, si con interesante queremos decir con esa época en la que la indignación corre por sus anchas y la gente está a dos telediarios de hacer de su capa un sayo, que salga el Sol por Antequera, que cada palo aguante su vela, y por supuesto, que a todo cerdo le llega su San Martín.

Un modelo a seguir

En este mundo en el que vivimos, cada vez somos más personas viviendo en el. Cientos de miles de personas nacen cada día, y aunque otras tantas mueren, son pocas las que llegan a destacar. Sólo las elegidas son las que alcanzan la cima de la fama, la notoriedad y el prestigio. Pero por mucha fama, por mucho brillo que despidan sus nombres, hay otro tipo de personas, con la misma capacidad, el mismo magnetismo, y la misma seriedad que nunca serán conocidas.

Existe gente malvada

Llevamos una época que parece que no levantamos cabeza. Proyecto que iniciamos y nos ilusionamos y el destino se empeña en poner piedra en el camino. Uno intenta asumirlo y trabajar con estos contratiempos del destino, pero a veces, no se puede pelear contra tantas cosas que te van sucediendo. Es cierto, que nos caemos y nos volvemos a levantar para seguir con nuestras vidas, pero ya son muchas veces las que nos tenemos que levantar, y a mi ya no me quedan muchas vendas en la recámara para aguantar esto.