Usted está aquí

Tiempo

Por los pelos

Por los pelos

Sabes eso de que vas tan liado que cuando estás en la puerta de un restaurante no sabes si sales de comer o llegas para hacerlo. Pues es como estoy ahora que ayer no me dio tiempo de escribir y el día de hoy ha sido más de lo mismo y estoy haciendo maravillas para poner algo y cumplir mi promesa.

No se si esto cuenta como post, pero mañana prometo centrarme un poco más si las reuniones me lo permiten.

Película[1]


Quién espera desespera

Esto de estar esperando es muy pesado, quedas con alguien a una hora y llega tarde, o no llega, o le cae un misil termonuclear en el occipital y ya tiene excusa para no aparecer. Y esto de esperar es especialmente molesto cuando eres de los que no solo llegas puntual, sino que intentas estar un cuarto de hora antes por si acaso hay retrasos, te pierdes o vete tu a saber que trampas te pone a vida para llegar a la hora convenida.

Tempus fugit y a toda prisa

No veas como pasa el tiempo, tic-tac, y así todo el rato. Parece que fue ayer cuando me dedicaba a jugar a rol el fin de semana y perder horas y más horas intentando salvar a alguna nación, princesa o quién fuera que pagara mejor. Ahora me dedico a salvar mi propio culo de las garras de las facturas, pero a diferencia de antes, ya no tengo mis dados de la suerte para sacar una buena tirada.

Tiempo

He tenido una catarsis conceptual productiva, desde hace un siglo la humanidad a visto y aplicado avances que han conseguido que tareas que antes eran titánicas se puedan completar sin mayor esfuerzo y con un tiempo extraordinariamente corto.

Lo que antes era cuestión de meses, ahora es de de horas, y cada vez vamos más rápido pero de forma curiosa, lo que no tenemos es tiempo. Dicen que estamos en la sociedad del ocio, pero yo me pregunto, si soy más productivo cada día, porque cada día tengo menos tiempo.

Cuanto tiempo es necesario

Llevo con un proyecto de novela casi hace un años y no hay manera de ponerme a escribir. Lo miro, lo repaso, veo las opciones, escribo un par de páginas o más, las repaso, las borro, vuelvo al principio. Total, que no avanzo ni por casualidad. Me irrito, me enfado, me busco excusas de que no tengo tiempo cuando se positivamente que no gestiono el poco tiempo que tengo.

Las personas feas

Acabamos de conseguir que los enanos se duerman. Últimamente cuesta lo suyo porque dicen que tienen miedo, especialmente de las personas feas. Eso me tranquiliza porque si yo soy una persona normal para ellos, el umbral de la belleza esta notablemente bajo. Pero no me voy a engañar, a veces tengo arrebatos como el que me acaba de dar. He borrado todas las entradas de corte más profesional de este blog y lo voy a dejar para esos momentos en los que me apetece escribir algo que no sea de marketing, redes, operaciones y todas esas cosas profesionales en las que he estado involucrado.