Usted está aquí

Web

Cuatro cambios y escribir

Después de volver a escribir y tener claro que es algo que me llena y de lo que disfruto, he pensado en intentar monetizar esta actividad de las maneras que más o menos se hacerlas. Como tengo muchas dudas sobre la calidad de mis obras, o cuales de ellas son mejores o peores, voy a apoyarme en Medium[1] para que ella misma seleccione cuales son las mejores para intentar obtener algunos ingresos.

¿Las APIS destruirán la web?

Esta es una de las frases que he oído esta mañana en la tertulia que hacemos casi todos los días para ver como está la sociedad. Unos afirman que no, que el HTML5 es suficiente para realizar todas las operaciones, y otros creen que al final no se desarrollarán webs, sino APIS y sobre estas se implementarán la versión Web, Móvil, etc...

There and back again

Llevo una semana medio loca con la web. En un primer momento la cerre porque estaba cada vez mas hablando de temas personales y familiares y no veia claro tenerlo todo mezclado. Para evitarlo, use un dominio que compre con mi hermano para usarlo como temática profesional. Luego tengo que cambiarlo todo porque me quitan el hosting y me voy a wordpress para mantener algo.

En fin, al final voy a usar el dominio de siempre para los temas profesionales y los temas mas personales ya los colocare en local y de paso no pierdo el historico.

Cosas del insomnio

Como no podria ser de otra manera, el dia que me toca volver al tajo me da por tener insomnio. Fantastico oiga, toda la noche sin pegar ojo, y claro, me ha dado por pensar.

Me esta dando el gusanillo de migrar mi web de nuevo a Wordpress (el cliente para movil es maravilloso) y dejar un dominio tonto que tengo por ahi en Drupal para cosas mas serias. O quizas, simplemente deje mi blog en Wordpress y el dominio a cascarla. A mi me cuesta mucho separame en facetas, soy como soy y digo lo que digo mas o menos de una forma constante.

Pero que vicio tiene la Blackberry

Pues si. He cambiado la web, no solo el diseño sino que he migrado de Drupal a Wordpress. El motivo es mas sencillo que un estudio a fondo sobre virtudes y defectos. La razón es la misma por la que volví de Linux a Windows: la Blackberry.

He encontrado un cliente para escribir blogs desde este cacharro y como funciona bastante bien pero solo estaba para Wordpress me he decidido a dar el cambio.

Empeorando la web

Me ha dado un ataque de hacer cosas y me he añadido varias funcionalidades a la web. La más destacada es la de fotografías. Esto es porque la costilla me había pedido un lugar donde colocar las fotos de los enanos para que la familia las viera. Como no me acababa de convencer esto de Picassa, Flirk y como otra parte, el tema de instalarme el Gallery era un dolor de cabeza perpetuo (seguridad, integración con Drupal, etc...), al final he instalado un modulillo que permite hacer lo mínimo que necesito. Eso sí, el acceso a las fotos está restringido y no todo el mundo las puede ver.

Me cago en los colorines

LLevo maquetando más de tres horas una página web. Está tan llena de colorines y tipos de letra que casi cada párrafo necesita un tipo de letra y color distinto. La verdad, al final ha salido una hoja de estilos casi más larga que la propia web. Supongo que debe ser la hora, ya son las nueve de la noche y todavía estoy en la mitad del proceso.

Mi madre y la web semántica

A veces, cuando leo ciertos textos sobre tecnologías que están surgiendo (y a veces surgiendo de una forma constante), me acuerdo de esos diálogos que tenía con mi madre. Mi madre, una santa mujer, solía aturdirme con esta serie de divertidos diálogos:

- Trame eso que está allí.

- Allí ¿donde?, que allí.

- Allí, leches, al lado de aquello.

- Ah, vale, y ¿ESO que es?

- Lo que sirve para maglar lo otro.

- ¿Maglar?¿Lo otro?, mama, que no te entiendo.