Usted está aquí

Confianza

Tu dices el mejor y yo te digo marketing

Tu dices el mejor y yo te digo marketing

¿Quién es el mejor? Esta es una pregunta que se ha planteado en multitud de ocasiones en todas las empresas del mundo. Aparece un problema, uno de esos que son realmente serios y necesitan a un profesional no al amigo de un amigo o a un famoso que parece que tiene reputación. Este problema necesita la infantería, a los Navy Seals del sector para enfocarlo, solucionarlo y salir del apuro.

Entiéndeme

Entiéndeme

Hay un perfil de personas qué viven y sobreviven a base de dar lástima. Se dedican a sobrevivir a base de robar tiempo a otras personas y reclamar su atención para evitar asumir sus propias responsabilidades. Por paradójico que parezca, son incapaces de decir que no, asumir el control de sus vidas y ser responsables de sus consecuencias.

Cuándo dar una segunda oportunidad

Cuándo dar una segunda oportunidad

Imagina que coges mi almohada de plumas de cisne y te subes a la torre más alta de la ciudad. Aprovechando el viento que sopla de poniente, vacías el contenido de la almohada. Las plumas volarán por toda la ciudad, esparciéndose aleatoriamente entre las callejuelas y callejones. Ahora, una vez ya no queda ninguna pluma, ahora que solo queda un saco de tela vacío, te pregunto ¿Serías capaz de recuperar cada una de las plumas y rellenar de nuevo mi almohada?. ¿No? La confianza es lo mismo, una vez dejas que se escape, recuperarla toda es muy difícil.

Efecto Pigmalión

Efecto Pigmalión

Una de las grandes diferencias que veo entre la cultura anglosajona, o protestante si se quiere ver de esa manera, es el concepto de sociedad. En los países latinos o de tradición católica, la sociedad juega un rol muy poderoso y básicamente es la que limita tu capacidad de crecimiento: si eres el hijo del herrero, acabarás siendo un herrero. En el otro lado existe una visión ligeramente diferente, y afirma que tu puedes ser lo que quieras ser, que no importa de dónde nazcas que the sky is the limit.

En quién confiamos

En quién confiamos

Uno de los mayores problemas que siempre he visto en internet es la excesiva cantidad de información y la facilidad que existe para que cualquiera cree su blog y lo llene de teorías que no tienen ni pies ni cabeza, pero como no existe un proceso de verificación, allí queda. Estos blogs y estos contenidos son indexados por buscadores, y con un poco de suerte y técnicas SEO/SEM, puede que salga el primero.