Usted está aquí

16.777 Euros

Imagen de Jose 	Salgado
El 14

Libro, Publicidad, Crítica

Miércoles 16/01/08

Escribo nuevamente aquí con renovada indignación. Ya se sabe, año nuevo, cabreo nuevo.

Los inspectores de distrito deben haber escrito una lista de buenos propósitos de principios de año y entre dejar de fumar, ir más al gimnasio, adelgazar la grasilla acumulada por tanto turrón en vena, etc., seguro que han incluido el de enviar cartas cada vez más surrealistas para amedrentar al ciudadano. O eso, o es que yo me he confundido y lo que recibimos ayer por correo certificado es una tardía felicitación navideña.

Ya he escrito previamente dos testimonios en esta página Web ('Benvolgut Joan Clos' y 'Los hombres buenos heredarán la tierra y vivirán en ella para siempre') sobre el caso que afecta a mi familia desde hace tres años. No explicaré de nuevo todo el proceso porque incluso ya me aburre a mí misma explicarlo.

El resumen es que ayer recibimos, como he dicho, otra más de esas simpáticas misivas del distrito en la que nos convocan a una vista de nuestro expediente para alegar lo que creamos oportuno y presentar los documentos y justificaciones que estimemos pertinentes.

Si todo quedara ahí, la invitación sería simpática e incluso se podría pensar que sí, que este gobierno municipal está a favor de escuchar al ciudadano y estudiar todas sus alegaciones o explicaciones.

Lo que me repatea es que nuevamente se trata de una notificación llena de errores ortográficos (que eso es lo "de menos"), críptica, cínica y, lo peor de todo, llena de amenazas y coerciones vergonzosas. Citaré textualmente algunos ejemplos. En la página número uno encontramos estas lindezas:

'ES CONFEREIX VISTA de l'expedient [...] com a tràmit previ a l'adopció de la resolució de ORDRE D'EXECUCIÓ SUBSIDIARIA [...]'

'Com que la concessió d'audiència a l'interessat és un acte de tràmit, no és procedent la interposició de recurs [...]'

Después de mucho leer este tipo de cartas yo aquí leo entre líneas que total esto es un trámite previo a una decisión que ya está tomada de antemano. O sea que lo que menos importa realmente es lo que podamos presentar, alegar o justificar porque que nos dejen hacerlo es para cubrir el expediente (el suyo) y, al final, el resultado, la decisión, ya está tomada. Alea jacta est.

Más cositas en la página dos (firmadas por el Inspector del Servicio del Distrito de Horta-Guinardó, el Sr. Benito Mañas Belinchón y con el beneplácito del Jefe del Departamento de Licencias e Inspección, que no se identifica con el nombre y apellidos):

'Proposo per tant l'Execució subsidiària de les obres d'Enderroc amb càrrec a la persona interessada. S'hadjunta full de valoració per import de 16.777 Euros.'

Qué alegría ese uso indiscriminado de las mayúsculas. Qué alborozo al observar una hache delante del presente de subjuntivo del verbo 'adjuntar'. Qué gozo al constatar que no aparecía por ningún lado la página número tres con la supuesta hoja de valoración del importe. Qué fina ironía denominar al vecino denunciado y amenazado como "la persona interesada".

Pero lo más grave de todo esto, al margen de las tonterías que he destacado, es que en un servicio de un ayuntamiento escogido por los ciudadanos, un inspector que es un funcionario público al que todos pagamos el sueldo, es capaz de proponer y firmar que una familia de Barcelona, de clase media, trabajadora, cumplidora con sus derechos y obligaciones, que ha cometido supuestamente un tremendo delito urbanístico (reformar un cerramiento de aluminio que ya existía desde los años setenta para evitar las goteras a los vecinos y los materiales cancerígenos con los que se construían estos cubiertos antaño) sea condenada a pagar 16.777 Euros para permitir que el ayuntamiento le tire abajo este cerramiento supuestamente ilegal, que constituye una habitación de su vivienda, que se usa con el avieso fin de vivir dignamente.

Todo esto lo firmó este señor el 18 de Diciembre de 2007. Y con el orgullo del trabajo bien hecho, este Scrooge trasnochado, se fue con los suyos a celebrar el nacimiento de Cristo a ritmo de villancicos mientras trasegaba unos buenos canelones. ¡Qué país!

Señor Mañas, desee usted ídem y consulte cuánto vale realmente tirar abajo un cerramiento de cristal y aluminio en el mercado. Compañeros de la AVBAT que, desafortunadamente, ya se han visto obligados a hacerlo han pagado 900 Euros. Y si usted me apura, lo tiramos entre mis amigos y yo por 0 Euros. ¿Me puede usted decir en qué se invierten los casi 16.000 Euros restantes que usted me propone? Como no me ha "hadjuntado" la hoja de valoración económica a la carta, pues no me queda claro si es que además me van a mandar un conjunto de mariachis el día de la ejecución del derribo o es que tengo que pagar los lotes de las Navidades pasadas, de las presentes y de las futuras de todo el funcionariado del distrito.

Me da vergüenza y rabia recibir este tipo de cartas. Me parecen insultantes. Hay miles de delitos mucho más tremendos que se gravan con penas y multas menores. Hay miles de cerramientos en la ciudad de Barcelona que no están denunciados. Pero claro, me imagino que no es muy buena decisión política ponerse hacer los deberes, denunciar de oficio (para eso sirven las leyes, los inspectores y el funcionariado) a todo el mundo y amenazar a un tercio de Barcelona con un derribo subsidiario que le va a costar más de 16.000 Euros. Eso no hay burocracia ni partido político que lo aguante.

Sólo me queda escribir aquí, seguir trabajando con la AVBAT, presentarme a la vista de nuestro expediente con nuestro abogado y no agachar nunca la cabeza.

Desde el inicio de este proceso, desde mis primeros testimonios hasta ahora, hay muchas cosas que han cambiado. El cerramiento que hace 30 años fue el comedor de mis suegros, mi pareja y mis cuñados, que hasta hace bien poco era nuestro trastero y despacho donde trabajar, ahora va a ser la habitación de nuestros dos primeros hijos, unos mellizos que esperamos mi pareja y yo para finales de Junio. Ojalá todo vaya bien, nazcan sanos y fuertes y vean sus cunitas en su sitio y no un vacío absurdo en la terraza producido por un derribo subsidiario que nuestro ayuntamiento nos ha facturado en concepto de intolerancia a 16.777 Euros.

---

Un miembro del Consejo de AVBAT.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 339
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.