Usted está aquí

Al rico proyecto

El 14

Proyecto, Lío, Fechas

Viernes, 13 Enero 2006

Después de pasar esta semana medio histérico gracias al ingrediente mágico del portátil, otro ingrediente que también ayudaba a que mi estado mental fuera más que precario era un proyecto que tocaba entregar esta semana. Después de pegarme la currada del quince para llegar a tiempo a la deadline van los insensatos y cancelan la presentación del producto. La excusa fue más o menos interesante, tenían una entrevista con los de TV3. La cara de tonto que se me quedó fue interesante, por no mencionar las ojeras que tenia, que también me había costado lo suyo conseguirlas.

En fin, tanto correr para nada, pero al fin y al cabo la vida es así, nosotros aceptamos la fecha de entrega, si a ellos no les interesa no es algo que entre dentro de mis posibilidades. Lo que si está claro es que la factura se la van a comer enterita, una cosa es que me retrasen la entrega de proyectos y otra es que me retrasen los cargos.

Y con esta circunstancia he llegado yo a mi casa, medio dormido y medio indignado. Total, que he hecho lo que las gentes decentes hacen, pegarse una siesta del quince. Una vez ya había recuperado parte de mi dignidad, el siguiente paso era ver que hacía para cenar. He abierto la nevera y lo único que he encontrado era medio limón que estaba tiritando de frío y que para colmo me ha saludado. Entonces he pasado al tema de latas y demás conservas, rescatando un pote de tomate, una cebolla y un poco de lomo que había por ahí.La cosa estaba clara, tenía que ir a comprar comida y demás enseres.

Esto de comprar es algo que también me relaja, siempre y cuando no me encuentre con la banda maruja, así que he hecho una compra básica de latas, leches y demás guarradas y me he reservado la compra importante para mañana que voy a ir a la plaza. De vuelta ya a casa, me doy cuenta que había comprado un par de cosas que más que por necesidad, las había comprado para que me tentaran a hacer platos raros.

Así que una vez medio relajado con la compra, me he metido en la cocina a hacer experimentos raros. El primer plato está bueno, quizás un poco fuerte de sabor pero bueno, y el postre tengo que ver como queda todo junto, porque son tres partes que se montan al final y no se como va a quedar de presentación, textura y sabor. A ver que dice mi novia, que es a quién le ha de gustar todas estas paranoias culinarias mías.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 151
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.