Usted está aquí

Blinded by the light

Imagen de Jose 	Salgado
El 14

Música, Recuerdos

Miércoles 14/09/11

Hace unos días estaba perdiendo el tiempo de una forma bastante miserable dando vueltas por Internet, no daban nada interesante en televisión y estaba demasiado perro como para ponerme a leer los libros que tengo pendientes, y ya no os cuento la pereza que me daba el ponerme a escribir un post, cuando no se como me encontré con este video de Manfred Mann.

Y como ya dijo alguien o debería de haberlo dicho, la música es muy cabrona porque a veces nos lleva a sitios a los que no queremos ir. El caso, y dado que yo trabajo en este sector donde has de inventarte algo cada seis meses, me dio por pensar en esta manía de ser lo más, ser lo último o tener la última tontería, y que si no estás dado de alta en la última moda, si no haces couchsurfing, libdubs o vete tu a saber que paja mental, eres un anticuado.

Y lo que me sigue fascinando es que todos en este mundillo vivimos en una especie de burbuja de autoengaño donde todo contacto con la realidad a veces se ha perdido. Tu le preguntas a la dependienta del supermercado o al CFO de una empresa de logística, y todas estas bobadas que soltamos en twitter, facebooks y realmente  no tienen ni idea de que es, o en el mejor de los casos, se dieron de alta en su día, pero no lo han vuelto a usar en su vida, y para sorpresas de propios y extraños, siguen teniendo una existencia plenamente satisfactoria.

Quizás, esto venga por la necesidad de los medios de alimentar tanto canal o multicanal. Hay demasiados medios y poca información relevante, y la necesidad de distinguirse o destacar sino puedes procesar y preparar la información relevante, es ir a fuentes alternativas para dar relevancia de noticia a hechos que no tienen más relevancia que su fama será incluso más efímera que su propio nombre. El ejemplo claro lo tenemos con la prensa del corazón, hay demasiadas horas de prensa, radio y televisión y para poder alimentar al monstruo hay que fabricar historias. Es cierto, también somos responsables por dar audiencia a esos programas, eso no nos lo quita nadie, aunque en mi defensa diré que a esas horas y usando símiles gastronómicos, dan col hervida o bollería industrial…. uno será más sano pero es aburrido como el solo, y el otro es perjudicial pero apetece más. Anda que no me he indignado yo veces porque los programas realmente interesantes empiezan a la 1 de la madrugada.

El caso es que esta obsesión por lo nuevo, y estos movimientos de los gurús por moverse de lo qué estaban haciendo y ser los mesías de las nuevas modas, es algo que no deja de deprimirme. Gente que hace tres años no tenía ni idea de redes sociales pero que en un truco de magia se han convertido en mesías de a 100€ la hora, y lo fascinante es que la gente le sigue pagando.

De verdad, y ahora que soy padre, me gustaría ver alguna asignatura más allá de la de políticamente correcto y que enseñaran a los niños a pensar, a ser críticos, a no creérselo todo, a buscar las fuentes a contrastar los datos, a ser proactivos y conocer los trucos de los medios y la publicidad para hacernos comulgar con ruedas de molino.

Reconozco que soy un poco iluso, pero al menos lo intento con mis enanos, intento que piensen, que analicen las cosas y que no todo es verdad y todos tenemos intereses y preferencias, a veces confesas a veces ocultas. Y a partir de aquí, que cada cual se ciegue con lo que quiera,, pero siempre siendo consciente que algunas opciones de nuestra vida no serán lógicas.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 233
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.