Usted está aquí

Buscando el equilibrio

El 14

Equilibrio, Balance

Lunes, 3 Octubre 2011

La vida se compone de una serie de cosas que tu quieres hacer, ya sea de un modo pasivo o activo. Por otro lado, están las cosas que los demás quieren que hagas,, y a su vez, los obstáculos (los coach les llaman retos) que la vida de per se, te va colocando. En este cruce de objetivos e intenciones es donde más o menos se desarrolla la vida de uno. Intentando que no se rompa la cuerda por ningún sitio y tener una especie de Pax Romana entre todos los actores. No siempre es fácil, y si tomamos como ejemplo la historia de la humanidad, creo que no ha existido nunca una época donde no haya existido algún tipo de conflicto o guerra. Siempre hay alguien que tensa más, ya sea por acción o por sobrereacción, un conflicto se puede llega a escalar hasta la intervención militar.

Cuando hablamos de personas, esta escalada militar no implica una agresión física, pero puede darse cientos de represalias que sin ser físicas, pueden ser tan dolorosas o más que una buena colleja.

Y hoy es uno de esos días que he visualizado la complicada red que sustenta mi yo mismo, unos tirando por aquí, otros tirando por allá, unos a favor mío, otros en contra, lo que me ha dejado cavilando durante la pausa del café que nos tomamos, y tan inquieto me he dejado que no he podido dejar de pensar en ello.

Asumo que cada cual tiene sus objetivos en la vida, y entiendo que haya gente que no esté de acuerdo con los tuyos, pero lo que me sobrepasa es cuando a personas que ni les va ni les viene lo que tu quieres hacer en tu vida, aparecen y se ponen a postular sobre lo que has de hacer y dejar de hacer, que decisiones has de tomar, donde te has equivocado y como has de rectificar... y todo esto sin preguntarles, y lo más indignante de todo, es que opinan sin tener ni idea de que están hablando, y la mayoría de las veces se equivocan, están llenos de prejuicios y para colmo de males, obvian información relevante por la simple razón que no les interesa tenerla en cuenta no sea que se les estropee su absurda teoría.. No se yo si esta gente tendrá vida propia o su vida propia consiste en hacer miserable la vida de los demás. Creo que la opción con estas es perder su teléfono para siempre y nunca volver a abrirles la puerta de tu casa, aunque soy consciente de que eso no siempre es posible. Unas veces son parte de tu familia, otras son jefes, otras son el vecino de al lado... vamos que estamos rodeados de gente que existe por una simple razón de biodiversidad, porque lo que aportan para que este sea un mundo mejor para todos, es altamente discutible.

Cuando uno de esos días pasa por encima tuyo, arrollando lo que eres y quiere ser, es cuando uno empieza a buscar los apoyos, y si tiene suerte como yo, lo tendrá al lado. La suerte de tener una compañera que te soporta cuando estás tan cruzado que cualquier nimio detalle te lleva a ese lugar donde todo está decorado con autocompasión, inseguridad y desesperación. Ella me coge, me da una buena sacudida y me vuelve a colocar, vale que tardo un poco en reaccionar, pero funciona como un reloj. Y puedo considerarme afortunado, porque ella no es la única que ayuda a reposicionarme cuando las cosas se salen de madre, hay una lista corta, pero muy selecta de personas que por acción u omisión me ayudan a centrarme, apretar los dientes y a seguir adelante pese a quién pese, por mis hijos, por mi mujer, por mis sobrinos, por mi cuñada, y por encima de casi todos, por mi mismo y porque me irrita notablemente el que intenten decidir por mi, que me digan que no puede o no puede hacerse y sobretodo que me menosprecien delante mío y que encima pongan cara de inocente.

Así que ya lo sabéis, estoy aquí, estoy vivo, y aunque me podéis amargar la vida de formas que ni siquiera sospecháis, tengo un ejército detrás mío que me empuja a ser mejor, a superarme y a derrotaros a todos vosotros, seres tristes y miserables que vuestro único placer es el pesar del prójimo. Se que tengo que compartir la vida con vosotros, pero saber desde ahora mismo, que no vais a conseguir lo que queréis.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 147
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.