Usted está aquí

Ese cursor maldito

El 14

Cursor, Escribir

Miércoles, 5 Abril 2006

Una de las putadas más grandes de la informática en lo relativo a escribir es el cursor. Yo no se como debería de ser el bloque del escritor antes de estos cachivaches, pero seguro que no tendría un cursor parpadeando en el Open Office. Parece que el desgraciado se esté riendo de ti, como vacilándote con su parpadeo. Es como si te estuviera retando a escribir algo más interesante a esa pantalla en blanco y como si supiera que en esos momentos no eres capaz.

Estas maldades fijo que no ocurrían con las máquinas de escribir de toda la vida, si no escribías no pasaba nada. Nada de cursores haciendo el imbécil, nada de salvapantallas que saltan cada 10 minutos para que te des cuenta que llevas 10 minutos en blanco. Simplemente eras tu y una hoja en blanco.

Si con el cursor vacilón no fuera suficiente, también tenemos el fantástico e-mail, que te saca una pantalla avisándote de que tienes el pene pequeño o bien que tus facultades sexuales están mermadas y necesitas un poco de viagra. Quizás, con un poco de suerte, se trate de algún rico hacendado de las áfricas que te pide ayuda, pero seguro, seguro que no es ningún e-mail que quieras recibir. Si a este amigo anónimo que se preocupa por nuestra salud le añadimos el MSN, la cosa se completa... Estás a punto de escribir algo cuando el MiMoooo, un amigo te envía un mensajito. Podrías pasar a odiarlo por interrumpirte, pero la verdad es que agradeces la excusa para tener una conversación intrascendente y olvidarte de que hoy no un día propicio para escribir, al igual que no lo fuye ayer ni antes de ayer. Y para no seguir pensando en que el teclado es un arma de tortura, cierras el ordenador y te vas a cocinar algo...

 

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 282
Lecturas hoy: 1

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.