Usted está aquí

Feliz, feliz en tu día

El 14

Cumpleaños, Fiestas

Miércoles, 12 Noviembre 2014

Una de las cosas que no te dicen en los libros de paternidad es como gestionar el tema de los cumpleaños, te guste o no, siempre hacen fiestas donde invitan a todos los niños de la clase, y eso significa tener veinticinco fiestas al año. Como yo soy así de machote, sobretodo después de pagar a un donante, yo tengo mellizos con lo que la gracia escala a unos cincuenta cumpleaños al año. Si a esto le sumamos las fiestas de amigos, allegados, familia y compañeros de trabajo tuyos y de tu pareja, fácilmente estamos hablando de unos ciento cincuenta cumpleaños al año.

Es casi un cumpleaños cada dos días, una alegría para el alma y las finanzas. Pero si esto no fuera suficientemente duro, la parte divertida es cuando toca comprar el regalo. Al principio tiendes a no liarte demasiado y lo compras tu miso, pero a una media de diez euros por ciento cincuenta cumpleaños se te van casi mil quinientos euros, eso es casi un iPhone de segunda mano.

Por suerte, un cabrón inventó el whatsapp no solo para putearte con mensajes idiotas, videos de gatitos y fotos de Julio Iglesias diciendo algo que se supone que ya sabes. Existe para coordinarse la compra de estos regalos, ciento cincuenta os recuerdo,y que la broma sea menos traumática para tu bolsillo y aprovechando la ocasión, evitar pensar que se le regala a no se quién que cumple años y no tienes ni idea de quién es pero toca cumplir por alguna razón que todavía no acabas de entender por mucho que te digan que eso es lo que hacen las personas civilizadas. Me cago en toda la puta civilización, que dije yo el primer día aunque luego ya me relaje bastante a base de unas pirindolas que me dio el farmacéutico y que hace que me ría de todo y con todo.

El caso es que para externalizar la compra y decisión siempre hay momentos tensos. Preguntas si se hará un grupo para comprarlo, luego ponemos cara de poker cuando se trata de dar el paso para decidir e ir a comprar, y luego recolectar. Siempre se produce ese silencio incómodo, el mismo tipo de silencio que ocurre cuando todos se callan y justo se te escapa un cuesto de esos tipo trompeta. La gente se mira unos a otros sin saber que decir, y se ha llegado al extremo en el que alguno se ha puesto a silbar con las manos en los bolsillos.

Es una especie de duelo del viejo oeste en el que gana el que más tiempo consigue estar sin decir nada. Yo uso el truco de recitar la lista de los Reyes Godos, y como solo me conozco al director de la Vanguardia, acabo rápido y no se que hacer, así que sufro mucho en ese tramo del duelo. Por suerte siempre aparece una mujer, indefectiblemente es una mujer, que accede a realizar el trabajo.

Esta pobre señora es la que se da la vuelta para buscar el regalo, que no sea caro y recaudar el dinero. El resto de nosotros, en vez de dar las gracias, le damos el dinero como si pagáramos a un taxista, casi sin mirar de la vergüenza que nos da el escaquearnos siempre. Aunque no voy a negar que como en la viña del señor, siempre hay un listo que tiene que soltar la tontería de turno, ya sea en factor estético o crematístico. Uix que feo, ¿creéis que le gustara?, o la otra derivada sería: que caro, yo lo podía conseguir más barato.

JOPUTA (con todo el cariño del mundo), si no te gusta o si lo podías encontrar más barato porqué no has ido tu. Listo, eres un listo de las ingles (de las pelotas, que eres un inculto), la próxima vez me hago el firme propósito que el resto de los que nos juntamos te den una paliza y no te reconozca ni tu suegro... que ahora que lo pienso, tampoco te reconoce ahora y se sigue preguntando que vio su hija en ti para convertirse en tu pareja. Pero no nos despistemos, ya que no hacemos más que dar el dinero y no damos las gracias, al menos no toquemos lo que no suena (de nuevo, las pelotas) y aceptemos lo que nos traen.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 169
Lecturas hoy: 1

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.