Usted está aquí

La vida que hemos escogido vivir

Imagen de Jose 	Salgado
El 14

Vida, Existencia, Vivir

Miércoles 27/04/05

Le he estado dando vueltas al tema este tan sobado y existencialista de ¿para que vivimos? y ¿cual es el significado de la vida?. Después de estar frunciendo el ceño durante quince segundos, he llegado a la conclusión que no tengo ni idea. Es tremendo, porque estas se suponen que son unas preguntas de esas que se suelen llamar trascendentes. ¿Que será de mí sino se responderlas?, seguramente acabaré siendo un pobre hombre sin nada en su sombrero y nada en su bolsillo. O quizás no, o quizás por eso sea el hombre más rico. Vete tu a saber.

La verdad es que a veces nos perdemos en banalidades. Es cierto que hay temas muy importantes en la vida de una persona, empezando por el dinero, que sigue siendo muy importante para tener cierto nivel de vida y cierta estabilidad. Pero más allá de eso, ¿que esperamos?¿que buscamos?. Hace poco leí un estudio que las cosas que nos hacen felices no tienen nada que ver con lo que nos hacen infelices. La conclusión del estudio daba a entender que por mucho que uno consiguiera todos sus objetivos, siempre podría ser infeliz dado que es un parámetro que no va relacionado. Osea, que siempre podemos ser carne de depresión.

Yo creo que a veces nos ponemos a luchar contra cosas que no tenemos ningún control ni poder, y gastamos energías de una manera bastante tonta. Un ejemplo que me suele pasar a mí es que me pongo histérico cuando leo la prensa y me doy cuenta (y constato) que ahora es imposible estar informado. Lo inteligente por mi parte sería no enfadarme, e intentar aprender a manejar esa mala leche de una manera más creativa, ya sea exponiendolo aquí, o simplement ecomentarlo haciendo unas risas en el café.

Otras veces, simplemente tienes la sensación de estar atascado en una situación desagradable y de la cual no tienes medios para escapar y por más que te rebelas, más enganchado de te encuentras. La mayoría de las veces, no sabemos pararnos y ver nuestra posición desde una perspectiva adecuada y nos da miedo tomar realmente la solución efectiva. Nos quedamos quietos, parados, mientras seguimos quejandonos sin hacer nada más que intentar alguien pique y nos diga algo que consuele nuestra autocompasión.

Vamos demasiado rápido, demasiado enfocados en temas que no tienen ningún peso vital en nuestras vidas. Somos unos malos marineros en un barquichuelo al que le ha pillado la tormenta, en vez de adaptarnos a ella y buscar la salida, nos quejamos, escogemos el rumbo equivocado y permanecemos constantemente atrapados ahí.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 232
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.