Usted está aquí

Laying on a Sábado afternoon

Imagen de Jose 	Salgado
El 14

Relax, Sábado, Descanso

Sábado 28/05/05

Sábado por fín. Despues de una semana tonta donde las haya, por fin es sábado. Estoy sentado en la terrazita haciendo balance curioso de la semana. Como suele ser habitual, cada loco con su tema. Unos como locos por un gato, otros histéricos porque los procesos operativos no son correctos, aquellos de allí porque le enmarronan hasta las cenas, los de más allá estan muy bordes porque el profe del master es peor que el doctor maligno.

De todos modos, lo más relevante es que parece ser que voy con cara de mala leche constante y que pongo cara de agobiado. Eso es lo que ya me han dicho varias veces varias personas distintas. Realmente no tengo la sensación de tener esos sentimientos, pero tanta gente no puede estar equivocada. Incluso ha llegado a pasar de que he leido cosas y después resulta que no me he enterado de nada aunque yo creo que realmente si.

Es preocupante, intento no agobiarme por problemas que no puedo resolver, pero la verdad es que de una forma u otra estos salen. De que sino sería mi cara de agobio. La verdad, es que todos los problemas que puedo llegar a arrastras, en este preciso momento ninguno me preocupa, debe ser el bálsamo del sabadete. Estos días tiene su propia mecánica que me relajan.

Ciertamente, el sábado, es un día de esos que tengo mi rutina propia y que es el día que aprovecho para ir a comprar (suelo ir a la plaza a comprar) y me tiro un par de horas largas mirando las paradas a ver que cosas tienen. Hago mis cálculos mentales para ver que compro, que cocino, y si compro las espinacas, quizás podría comprar zanahorias para ensalada, o quizás queso de cabra fresco y yogur.. y mira, así se me pasa un poco la mañana. Y por la tarde, aprovechando el tiempecito, me pongo aquí, todo tumbado cuan largo soy, haciendo el perro mientras repaso los blogs de la gente y las noticias que hay por internet.

Pero por mucho que este sábado sea relajante, no dudo que el lunes puede que me vuelva la cara de estar agobiado, y espero que la gente que me tiene que soportar, me lo diga y me de una colleja. Uno no puede estar toda la vida mirandose al ombligo porque fijo que te da una tortículis. Además, estar todo el día con la frase de que el payaso me come, a parte de ser un plato que pocos restaurantes ofrecen, con el cabo del tiempo provoca gastroenteritis, hemorroides y trastornos del tracto rectal. Por lo que, collejearme sin piedad para que deje de hacer el poca pena.

Y ojo con emocionaros, que ya nos conocemos todos.

Ah, y nada de hacer la pelota, que luego me lo creo.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 309
Lecturas hoy: 1
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.