Usted está aquí

Los deadlines

Esta palabra suele ser causante de histerias, gritos de pánico y demás síntomas de que el fin del mundo está cerca. La fecha de entrega del proyecto y no hay nada sólido que enseñar al cliente y que justifique un aplazamiento o una corrección del calendario previsto -para currar como un loco toda la semana gracias que nosotros hemos hecho el vago como cosacos o bien que el cliente no ha parado de cambiar las especificaciones-

Normalmente, el proceso normal después ver al jefe de proyecto chillando como un loco por el pasillo es renegociar con el cliente las fechas de entrega, pero hay ocasiones en que esto no es posible, la fecha es inaplazable y ves como ese peazo de marrón se acerca y no hay nada que pueda pararlo, te lo vas a comer enterito y sin pan para acompañar.

Un ejemplo de esto es la fiesta de cumpleaños que hemos estado haciendo a mi novia. Empezamos en Enero de este año porque a uno de nosotros se le ocurrió darle una sorpresa, y al principio todo parece fácil. Tuvimos la primera reunión para discutir como se plantearía, que gente iría, la temática, que detalles podríamos añadir para darle mayor relevancia a la cosas todas esos pequeños detalles que hacen que un detalle se convierta en un momento inolvidable. Decidimos montar una fiesta con base temática del cine, haríamos platos que hayan salido en películas, así como todos tendríamos que ir disfrazados de personajes de películas -a mi me tocaba ir disfrazado de León el profesional-. Para hacer más llevadero el sistema, montamos una lista de distribución para ir más rápidos a la hora de ir tomando decisiones y cerrar temas... craso error... La lista de distribución fue una especie de brain storming pseudo continuo donde estaban apareciendo ideas e ideas, menos mal que al final decidimos cortar y hacer un listado de temas que queríamos hacer e intentar cerrarlos todos.

Más o menos nos mantuvimos centrados en los capítulos que queríamos realizar, que fueron estos.

• Platos con referentes cinematográficos.

• Bandas sonaras y canciones representativas de películas.

• Posters trucados donde salgan nuestras fotos

• Listado de invitados

• Local donde se hará la fiesta

• Karaoke

• Album de fotos de la vida de mi novia montado en entorno Web para estamparlo en CD

• Fotos on the fly sobre momentos de la fiesta (hechas con una Polaroid).

• Escoger disfraces de personajes del mundo del celuloide.

No estaba mal el listado, éramos cuatro gatos para organizarlo todo, y el listado de cosas era realmente importante para realizar pero contábamos que teníamos como casi seis meses para finalizar todos los preparativos.

Poco a poco fuimos cerrando algunos temas ya que algunos de ellos fueron relativamente fáciles de conseguir – el tema de la banda sonora, o el local, o incluso el listado de invitados- pero quedaban una serie de pequeños problemas que nos liaron más de lo necesario. Fue complejo el realizar los posters trucados ya que necesitábamos fotos de todas las personas que acudirían a la fiesta para poder hacer el montaje, y esto llevo bastante tiempo. Primero era rescatar del baúl de las agendas –cántese en plan Karina- y luego realizar el cut and paste de turno.

Poco a poco fue pasando el tiempo, y empezamos a ponernos un poco nerviosos.. teníamos que avisar a todo el mundo del día y hora concreto y recaudar la pasta para poder ir comprando los regalos, la comida y las demás parafernalias necesarias.. y encima, nos paso lo que suele pasar, una pseudo depresión de agobio que suelen darse en proyectos largos y las cosas se ralentizaron más de lo normal hasta que ocurrió lo que suele ocurrir, que sólo nos quedaba una semana para acabarlo todo.

Esta semana pasada ha sido como beberse de golpe dos litros de adrenalina en estado puro.. hemos ido todos como locos, realmente como putos locos de arriba abajo preparando cosas, montando Cds, escanenando fotos, cocinando, grapando, arf.. de todo oiga. Al final, todo estaba en su sitio y la fiesta ha sido una un éxito importante, pero la madre de Dios... que estress.

Lo positivo de todo esto es que en la próxima, si es que digo que si para participar en la organización, tengo bastante experiencia de algunas cosas que no se deberían de hacer el mismo modo para no tener que ir como locos al finalizar el plazo.

 

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 168
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.