Usted está aquí

Balance del año

Balance del año
Imagen de Jose 	Salgado
Management

Año, Balance, Resultado

Viernes 22/12/17

Dicen que no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, y dado que es viernes, los enanos están viendo la tele y yo no tengo el cuerpo para muchos trotes voy a hacer lo que llaman la cuenta de resultados, el balance final, el resumen de lo que ha sido este año.

De entrada, tengo que reconocer que dejé de escribir bastante a mediados de año, pero entró un cliente nuevo[1] y mis horas de dedicación a este pasatiempo ha tenido que verse reducido de forma tan notable que no ha sido hasta hace poco posible compaginarlo todo.

Pero puedo estar agradecido porque no solo he seguido aprendiendo sobre el mundo legal y sus graves problemas con la filosofía del leguaje, semiótica y ontología entre otros, puedo afirmar que cada vez tengo que respetar más a esta área de cualquier empresa.

Esto lo digo no solo por Pragma[2] y su red de más de 300 abogados, sino por los trabajos que he tenido que hacer presentando ante la administración documentación variada sobre temas que van desde la protección de datos, sanidad, alimentación y no se ya cuantas cosas.

También me ha servido para contrastar un par de teorías, la primera de ellas es que ser conocido requiere alguna de estas variables: o dinero o tiempo o suerte. Con dinero siempre puedes comprar publicidad para que la gente sepa que existes, con tiempo y buen trabajo puedes empezar a crearte una imagen de conocimiento o de lo que te apetezca y la última es suerte, que por razones que nadie conoce y no puede traducir a un algoritmo, pases a ser mainstream y estés en la boca de todo el mundo.

Por otra parte, y no menos complicado, es mantenerse una vez has llegado. Para esto influyen varios factores, que no siempre están relacionados: que lo que prometes está de acuerdo con lo que vendes, y lo segundo es que generes confianza. Esto es fundamental porque si estás vendiendo humo, o inviertes mucho en mantener marca o te acabarás dando un golpe contra la realidad.

Otra de los temas que he aprendido o más que aprender he recordado, es que por mucho que nos parezca mentira, detrás de cada cuenta suele existir una persona. Cada una diferente, cada una con sus peculiaridades y no vale automatizar, llega un punto de que has de personalizar la comunicación y para eso necesitas personas y no máquinas.

Por último y más importante, divertirse. Creo que si tienes un trabajo que no te divierte o te llena, más te vale tener una privada maravillosa porque sino vas a ir como alma en pena por el mundo. Da igual que no todo sea de color de rosa pero has de tener algún punto de apoyo para seguir creciendo y poniéndole ganas al asunto o mejor déjalo correr…

Y creo que con estos acabo, falta agradecer a mi socio por soportarme, a los clientes por aceptar nuestros consejos y sugerencias y por las otras personas de las que no hablo pero que me ayudan en el día a día.

Película[3]


[1] Push Bars Sport Nutrition

[2] Pragma International Network fo Lawyers and Consultants

[3] Doomsday

Sin votos (todavía)
Lecturas: 2.062
Lecturas hoy: 15
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.