Usted está aquí

La paciencia es la madre de la ciencia

Ayer comentábamos que nace un niño cada cuatro segundos, y cifras de este calibre podemos encontrarlas en internet. Cada sesenta segundos se publican 695.000 actualizaciones en Facebook, 216 mil fotos se comparten en Instagram, 72 horas de vídeo se suben a Youtube, 168.000.000 emails enviados, y podemos seguir y seguir.

Con esta cantidad de información podemos, y de hecho lo hacemos, generar en paralelo el triple basándonos en la IP, el tipo de usuario, el país, navegador, de dónde viene, su historial, en resumen, generamos un largo histórico de datos que luego hemos de procesar a nivel de BI.

El problema no está en que podamos tener tanta información, sino que la presión de adquirir información de forma tan rápida (procesarla y entenderla es otra historia) que cuando planteamos cambios en cualquier plataforma esperamos que tengan efecto inmediatamente. En algunos casos es así, si alteramos un parámetro en la web confiamos que se refleje de forma inmediata en nuestro funnel de ventas, pero otros cambios pueden llevar más tiempo en conseguir resultado.

Hemos de tener la paciencia necesaria para esperar a que la naturaleza siga su curso, y no porque hayan pasado dos segundos veamos resultados de forma inmediata. Se que es complicado porque incluso ahora las planificaciones de las empresas no suelen ir más lejos del trimestre fiscal, pero hemos de tener la sabiduría y la habilidad de plantear cambios pequeños y que generen frutos a largo plazo.

Podríamos usar la clásica broma de que una mujer tarda nueve meses en tener un niño, y por mucho que añadas mujeres al proceso, nueve mujeres no tienen un niño en un mes. Puede sonar obvio, pero a veces creemos que con sobrecargar los procesos conseguimos que estos se aceleren, y no es siempre cierto. Así que de nuevo, paciencia.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 543
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.