Usted está aquí

Medium: mardito parné

Medium: mardito parné
Management

Medium, Empresa, Negocio

Jueves, 12 Enero 2017

Poderoso caballero es don dinero, esto lo dijo Quevedo antes de que los VC, las rondas de financiación y los Business Angels se pusieran de moda. No quiero decir que no existieran en aquella época porque mi abuela ya decía eso de quién no tiene padrino no se bautiza y ella no tenía ni idea de lo que era un plan de negocios, pero la verdad innegable es que el dinero suele ser uno de los motores fundamentales en toda empresa.

Medium, a pesar de que el fundador me cae bien, a pesar de que quisiera crear un espacio de intercambio de ideas, a pesar de que tuviera razón al afirmar que la comunicación en internet a muerto, es una empresa y cuando juegas al monopoly no esperes que se apliquen las reglas del parchís.

Es innegable, como mínimo para mía, que la propia filosofía de internet sobre un espacio abierto cada vez es más reducido: lo que pasa en Facebook se queda en Facebook y así con ciertos de plataforma. No existía un lugar realmente abierto a nivel de plataforma donde como ocurría en el pasado, todos se pudieran aprovechar, y lo más importante compartir.

Medium creo que nació con esta idea, ser un canal y un instrumento que quería facilitar el flujo de ideas y el intercambio de opiniones pero lo ha hecho bajo forma de empresa. Esto es normal porque al final del día todos los que se dedican a tiempo completo a desarrollar la plataforma no viven del aire y quieren cobrar, del mismo modo que los proveedores, los datacenters y un largo listado de personas, que a pesar de poder comulgar con la filosofía de Ev, necesitan estar al día con sus facturas.

Cuando Medium ha empezado a crecer y ya no bastaba la ilusión -y el capital- de los fundadores han necesitado recurrir a inversores. Este tipo de personas no quieren hacer un mundo mejor o como mínimo su idea primordial no suele ser esta sino que busca el retorno de la inversión más alto posible. Esto afecta a que toca monetizar la plataforma, lo cual implica entrar en un juego en el que las ideas no siempre salen bien paradas.

En esta plataforma nos encontramos de todo, personas que escriben por placer, otros que viven de escribir y unos cuantos que su sistema consiste en captar usuarios o promocionarse para vender sus productos. Lo que queda claro es que lo que ha conseguido es que la barrera de creación y comparición de ideas ha funcionado, el problema es que el modelo de negocio no funciona para casi ninguna de las partes.

Las personas que viven de su verbo, no ven como Medium les puede generar ingresos. En este punto no quiero que se use la falacia del Huffinton Post, que con la tontería de la visibilidad consiguen que la gente trabaje gratis porque esto le proporcionará unos ingresos futuros. Si esto es cierto, porque no pagamos de entrada y luego que sea el medio que se enriquezca de tener en su nómina a alguien que tiene ideas que aportar. Como esta ecuación sigue sin resolverse, los profesionales -que no siempre son los mejores pero como mínimo conocen el oficio- no escriben en esta plataforma dejando solo a los aficionados y a los buscadores de SEO. Por suerte entre el primero grupo siempre hay algo interesante y que merece la pena leer, lástima que cada vez aparecen más del segundo grupo y miedo me da el momento que sea complicado separar el grano de la paja y todos tengamos que abandonar de nuevo la plataforma de forma masiva.

Por otra parte, Medium como empresa tiene que buscar su rentabilidad. Quizás la opción de hacer pagar a las publicaciones, que no a los autores, con opciones de personalización sea un camino pero este camino solo traslada el problema a un tercero. ¿Porqué una empresa va a pagar a medium por tener una publicación?, ¿como monetiza?. 

No se cual es la solución pero creo que este sería un buen camino antes que lanzarse a monetizar a base de anuncios que sería seguramente la solución clásica pero menos alineada con el espíritu fundacional de la plataforma.

Mientras todo se aclaran yo creo que voy a seguir escribiendo hasta que o bien me contraten -que me encantaría y me daría más razones para escribir- o quizás encuentren el camino que les lleve a ser un referente sin comprometer la calidad y remunerando adecuadamente a sus mejores escritores, dando beneficio a las empresas que tienen sus publicaciones, y como guinda del pastel, creando valor para el accionista.

Película[1]



[1] Homme Less

Sin votos (todavía)
Lecturas: 405
Lecturas hoy: 2

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.