Usted está aquí

No dejes que tu percepción anule tus capacidades

En marketing hay una tendencia a dar ciertos números de referencia, que a pesar de no ser ciertos, marcan la pauta para que la población fije su percepción de la realidad alrededor de las cifras que damos. Por ejemplo, si nuestra plataforma tiene solamente cien usuarios y queremos aparentar, diremos sin ningún tipo de pudor que en realidad somos más de mil. Tanto si estás a favor de la plataforma o en contra, esta cifra marcará la dispersión de credibilidad, así que aunque te caigamos mal, estarás dispuesto aceptar que solo somos quinientos. ¿Te fijas que hemos ganado cuatrocientos usuarios con solo fijar esta cifra?

Obviamente esto es mentir, pero no te preocupes por nuestras conciencias, nos autoengañamos afirmando que estamos dando cifras proyectadas en el futuro. Es definitivamente una chorrada como un piano, pero a algunos parece funcionarle la excusa y duermen como un bebe. Yo tengo más dificultades.

Pero esto os lo comentaba por otra cuestión, porque con estas técnicas de fijar posiciones a veces nos crea una visión de la competencia que no es real. Los vemos como gigantes poderosos y casi plenipotenciarios cuando la realidad es que no tienen mucho más recursos que nosotros, sino que saben proyectar mejor una imagen para crear esa sensación de fortaleza.

Es por eso que no me acaba de convencer demasiado los estudios de marketing de competencia. La mayoría de datos interesantes no los puedes obtener, lo que te llega son opiniones sesgadas sobre clientes sesgados por la imagen de marca. Al final acabas con un informe en la mesa que más allá de costarte la mitad del presupuesto del departamento, te plantea la duda si cortarte las venas dejártelas largas.

Antes de lanzarte a hacer este tipo de experimentos de espiar la competencia, antes que nada, has de tener bien estructurada tu empresa. Ser consciente que haces, porqué lo haces, que piensan tus clientes y explotar todas tus potencialidades. Buscar de forma constante el feedback con todas las partes de la cadena de valor, tanto externas como internas, e implementar un sistema de mejora eficaz y ágil, y no solo para rellanar un formulario ISO.

Porque si crees en ti, crees en tu producto y crees en tu empresa, no hay competencia grande, sino un reto más a conseguir.

Película: Space Jam

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 320
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.