Usted está aquí

Sólo hay un camino, adelante

Sólo hay un camino, adelante
Management

Camino, Meta, Objetivo

Martes 05/05/15

Es importante tener las ideas claras, saber dónde estás, a dónde quieres llegar y que etapas has de alcanzar para alcanzar la meta. Este proceso es indudablemente el más largo de todos, sea a la hora de emprender, a la hora de definir tu carrera profesional, y en cualquier ámbito de la vida. Has de invertir tiempo en definir los patrones, con más o menos profundidad y con más o menos exigencia sobre los parámetros a medir.

Una vez lo tienes claro y te has lanzado, lo más importante deja de ser la idea y pasa a ser la infantería, la acción. Has de moverte siempre hacia adelante para avanzar. El quedarse pensando y repensando todo el plan cada dos semanas no es más que una perdida de tiempo y un gasto de energía que no aporta nada. No niego que hay que tener ciertas medidas y comprobar si se cumplen para tomar contramedidas y enderezar el rumbo, pero esto no es óbice para pararlo todo a reflexionar si el color verde es el mejor para el logo, o si es más inteligente desayunar a las nueve y media o a las nueve.

Has de avanzar, seguir adelante y corregir esas desviaciones sobre el plan trazado con anterioridad, porque de lo contrario la vida no te esperará y seguirá su curso, y cuando te des cuenta estarás justo al principio de todo, con un montón de notas, ideas, pero sin nada sustancial en lo que poder apoyarte. Y lo que es peor, otros se habrán adelantado o tus circunstancias habrán cambiado tanto que ninguna de las premisas iniciales serán ya válidas.

Película: How the West Was Won

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 264
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.