Usted está aquí

Atrévete, arriésgate, provócame, interésame

No hace mucho una conocida que estaba empezando en esto de hacer blogs y comunicación y marketing y esas cosas de engañar al prójimo sin que se dieran demasiada cuenta, me preguntó que había que hacer para hacerlo bien. La verdad es que esa pregunta me dejó de piedra, porque parecía que yo sabía de esto, y la segunda es que había un truco mágico para hacer que funcione.

Yo no soy mucho de dar consejos, sobretodo si me los piden gratis, que uno no estudio psicología para que le paguen una cervecita en un bar. Pero en este caso en concreto tampoco tenía ningún consejo. En internet todos opinamos y sólo unos cuantos consiguen acaparar la atención de los focos. Si, esto es un mass media como otro cualquiera y la comunicación sigue siendo prácticamente unidireccional (pocos creadores y muchos seguidores). De hecho, los que arrastran a las masas suelen copiar tener varias habilidades

  • Saber quienes son de verdad los gurús para leerlos y entender lo que suele ocurrir (los verdaderos gurús no suelen ser muy populares)
  • Contarlo de manera distinta, o mejor dicho, de una manera que consigue enganchar a una audiencia que es fundamentalmente grande, y sobretodo fiel (si consigues tener como seguidores a periodistas, mejor que mejor):
  • Darse mucha coba, y obviar que la mitad de lo que dices es sobre cosas que no tienes ni idea, y sobre las cosas que realmente sabes, a nadie le interesan.

De estos tres puntos, para mí, el fundamental es el punto 2. Contarlo de manera distinta, darle un enfoque, un verbo o una sintaxis que conecte con tus potenciales seguidores. Puedes ir de sensible, puedes ir de duro, puedes ser un siniestro, pero has de ser algo distinto a lo que ya había antes. Para escuchar por enésima vez que las redes sociales son el futuro, casi que mejor ni lo intentes. Ahora bien, si dices Cuidado, tu madre también usa Facebook, ahí si que puede que me enganche.

Sinceramente, creo que no hay muchos trucos, lo más importante es dedicarle horas a escribir. Yo tengo blog casi desde hace once años, y tengo claro porqué lo tengo, para desahogarme y reírme un rato de vez en cuando, nunca he tenido como plan el hacerme rico con esto. Supongo que eso viene que antes de tener blog ya escribía en papel, así que el cambio para mí no fue un esfuerzo, sino un alivio (no era capaz de entender mi letra al cabo de dos o tres años).

En resumen, si quieres estar en esto de escribir blogs, hazlo para primero de modo que te guste a tí, luego piensa en tu audiencia potencial. Si ambos factores no son iguales, olvídate, si son similares, adelante, atrévete, arriésgate, provócame, interésame. Mi tiempo vale dinero, y si lo voy a gastar leyéndote, espero que esté bien invertido.

Claro, me acabo de acordar… a veces pasa que te toca llevar el blog de un ente que no existe como persona, y tu trabajo es revisado por doscientas personas. En este caso es más complicado que el resultado final sea parecido a lo que tu querías comunicar, pero casi mejor (por ser optimistas), retuerce los verbos, busca grietas para que tu músculo sintáctico y semántico se vaya ejerciendo y se vaya colando entre las comas. Llegará un día que podrás ser libre y gritar a pleno pulmón lo que querías contarnos.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 310
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.

Comentar