Usted está aquí

El artículo perfecto

El artículo perfecto

Post, Escribir, Perfecto

Miércoles, 7 Diciembre 2016

Hoy me han preguntado que es lo que hace falta para escribir un blog. Obviamente me he quedado sin saber que contestar, la pregunta me parecía que contenía en su enunciado la propia respuesta y simplemente había que ejecutar la acción: escribir un blog.

Claro que la cuestión no era tanto que hacía falta sino que se necesitaba para escribir un blog perfecto. El ya había mirado en internet[1] y eran tantas las respuestas que había optado por buscar por otras palabras[2] pero la cantidad le seguía pareciendo desmesurada.

La verdad sea dicha es que nadie sabe como escribir el post perfecto y si alguien lo supiera nunca lo compartiría. Dicen que en la cima del éxito se está muy solo porque en el fondo no quieres compartir esas mieles con nadie. Ser el mejor, el Stephen King[3], el Eduardo Mendoza[4] o incluso E. L. James[5] de turno y vivir de lo que escribes no está al alcance de todos por mucho que vayas a un curso, te compres un libro o te empeñes en escribir veinte post al día.

Dejando claro este principio, que por mucho que digamos que tenemos la fórmula de la piedra filosofal, el único secreto que existe parte de una fuente única e irremplazable, de la capacidad de cada uno para comunicar de forma escrita lo que quiere decir a una audiencia. Unos serán mejor que otros, otros tendrán más publico, otros serán más conocidos gracias a su esfuerzo de marketing pero todos ellos tienen algo en común, lo que publican sale de sus experiencias, de su forma de ser, de su imaginación, del dominio del lenguaje y de práctica, mucha práctica.

A partir de aquí yo diferenciaría tres apartados básicos que influyen a la hora de escribir un buen post, que siendo someros podemos resumirlos en tres áreas: personal, relacional, tu audiencia y la tecnología.

Tu zona personal

Este este eres tú. Aquí tenemos las herramientas básicas para iniciar el viaje hacia el post perfecto. Es fundamental tener nociones de gramática, un buen vocabulario y para esto no hay nada mejor que leer. No digo que tengas que leerte a los clásicos pero si saber como otros autores construyen una trama, como crean intensidad, como consiguen capturarte llevándote a zonas comunes y dejando que tu imaginación sirva de ancla para engancharte a la historia.

Además de dominar el uso del sujeto, verbo y predicado, el punto anterior necesita de algo más, un campo bien abonado dónde pueda germinar la simiente de tu idea. Si no has vivido, sino tienes experiencias, ¿de que vas a hablar?. Si tu vida se resume en despertar, ir a trabajar delante de un word, volver a casa, ver la tele y dormir, me cuesta mucho imaginar que seas capaz de crear algo que capte la atención de nadie. Has de cuidarte y con esto me refiero que has de vivir, sentir, notar como la vida es algo no que nos pasa sino que hacemos que nos pase. Acepto que esto queda muy bien y no todos tenemos este espíritu loco, pero como mínimo aplícate la máxima de escuchar y de rodearte de personas interesantes, ellos también podrán darte una visión del mundo que, si eres inquieto, te harán pensar y reflexionar lo suficiente como para tener algo que contar.

Por último, y a pesar de que yo no siempre lo considero necesario, es importante conocer el tema del que hablas. Yo he escrito de temas en los que soy cero a la izquierda pero tengo la suerte de conocer a muchos expertos y lo que hago habitualmente es usar lo que me enseñan para, con mi punto y estilo personal, comunicarlo. No hace falta que use toda la jerga que me han explicado pero si que no cometa errores sustanciales y que en la medida de mis capacidades sea capaz de transmitir lo que he aprendido.

Como te relacionas

Internet es un medio y como tal tiene su propio lenguaje. Yo vengo de la época donde existían las cartas y tenían unos protocolos que se seguían al pie de la letra: acuso recibo de la suya del día tal del presente año del tal a la cual damos su conformidad. Por nuestra parte, aprovechamos la presente para comunicarle, …. Ahora ha cambiado, y ha cambiado quizás en exceso y más de una vez he respondido un mensaje con un simple OK, ni presentación ni nada, directo al turrón.

Quizás en tu mundo real seas mucho más formal cuando hablas con potenciales clientes, llevas corbata, un traje, los zapatos bien pulidos, pero cuando tu interlocutor puede estar tumbado en el sofá con su pijama puesto estas formalidades no siempre son necesarias. Lo que buscamos es un espacio íntimo donde puedas expresarte de una forma, no menos natural, pero si más cercana. 

Con tus amigos no hablas como si argumentaras: Estimados amigos, punto primero: queda claro que las croquetas son calóricas, punto segundo: las calorías tienden a ser sabrosas, conclusión: declaro las croquetas como un manjar sabroso a la vista de lo enunciado anteriormente. En vez de soltar este ladrillo hablas de lo buenas que están las condenadas, con su bechamel, su pollo o su bacalao, lo ricas que están si se rebozan dos veces antes de freír y de como no puedes contenerte y comértelas nada más salir de la sartén a pesar de que estén todavía ardiendo. 

Son formas distintas de plantear una conclusión buscada, pero en una es racional y en la otra es emocional, que es el efecto que estamos buscando, conectar con las emociones. 

La audiencia de uno

Quizás caigas en la tentación de pensar que tu audiencia es el mundo, que escribes para casi ocho billones de personas y te equivocas. Si quieres escribir para atraer a tanta gente de golpe mejor dedícate a otra cosa, es imposible contentarlos a todos, has de buscar tu sector, tu audiencia de uno y dirigirte a él como si fuera la persona más importante de la tierra. Has de conseguir crear un momento en el tiempo en el que solo existáis tu y tu lector ideal.

Para conseguir esto has de definir quién es tu lector objetivo. Yo no se en que piensan el resto de autores o blogers, yo solo te puedo decir lo que yo hago y es que me imagino una sola persona, si es algo de empresa, analítico y serio, pienso en mi hermano pero cuando estoy en fase más metafísica construyo otro Golem con las partes que me interesan usando las personalidades de personas que conozco, y en alguna ocasión me he usado a mi mismo, con alguna pequeña variación, quizás siendo más viejo o más joven o cualquier cambio que me sirva para centrar mi argumento.

Un punto importante al definir tu audiencia es conocer, no solo que quiere leer, sino como quiere leerlo. Algunos prefieren un listado de puntos claros y concisos, otros quieren que les pongas muchos dibujos, un número cada vez más creciente tienen una afición desmesurada por los videos, sobretodo si salen gatitos, y un pequeño porcentaje son de gustos más austeros y quieren un texto denso, largo, sin puntos, sin párrafos y si podemos ahorrarnos también las comas, mejor que mejor. 

Has de tener en cuenta este factor, y pensar como combinarlo con el siguiente, si quieres conseguir llegar a tener un impacto positivo con tus posts.

El algoritmo misterioso

Los motores de búsqueda están tan presentes en nuestras vidas, que ahora en vez de decir que eres un don nadie dicen que vales menos que la segunda página de Google. Quizás haga gracia, pero si pensamos que un algoritmo que no sabemos como funciona, que no es neutral y que su eslogan de Don’t be evil hace ya años que dejó de ser un valor para convertirse una parodia de ellos mismos, tenga el poder para hacer caer los beneficios hasta un sesenta por ciento a una empresa debería ser algo que nos hiciera pensar.

Todos los motores de búsqueda son algoritmos que buscan ciertos patrones en los textos para posicionarlos más o menos eficientemente en internet y para empezar, lo mejor es predicar con el ejemplo:

  1. Usar listas, con títulos cortos y descriptivos
  2. El título del post ha de ser corto y si usas números mejor (10 aspectos fundamentales en la vida)
  3. Si crees que buscar un título corto era difícil encima ha de ser descriptivo (si, otra vez)
  4. El texto ha de tener un mínimo ochocientas palabras.
  5. Usar párrafos, mejor un texto con cuatro párrafos que uno con dos.
  6. Si añades imágenes mejor que mejor, pero recuerda que han de tener una descripción.
  7. Pone enlaces, no más de cuatro o cinco, a páginas relevantes y relacionado con lo que escribes. Ideal el primer enlace en el primer párrafo.
  8. Ha de estar escrito de forma tal que una persona lo encuentre interesante, pero además, que un sistema de IA pueda procesarlo. ¿Y como funciona esa IA?, nadie lo sabe.
  9. Usa las negritas y las cursivas para separar secciones. A los algoritmos les encanta encontrarse con las etiquetas <strong> tanto como las <ul><li>[6]
  10. Una buena introducción, que no sea muy larga, quizás cien palabras como mucho, que prepare para el tema que vas a tratar.
  11. Una conclusión que sea potente, clara y concisa, nada de explayarse o irse por los Cerros de Úbeda.

Espero que estos consejos le sirvan de algo, tanto a mi amigo como a ti que estas leyendo ahora este texto. Pero de todos modos ten presente que sino lo pruebas, sino te lanzas, nada de lo que te he explicado sirve. No dejes que la búsqueda de la perfección te frene en el intento, es mejor escribir cuatro post medio decentes que ninguno, porque por muy listo que sea Google, a día de hoy es incapaz de indexar nuestras ideas para escribir.

Película[7]


[1] How to Write a Blog: Son ciento sesenta millones de entradas a día 6 de Diciembre del 2016.

[2] How to Write the Perfect Post: Aquí la cantidad baja y se queda en sesenta milones.

[3] Que le vamos a hacer, a mi este señor me atrapa en cada una de sus novelas y es un genio contando historias, digan lo que digan los puristas de la literatura.

[4] Es absolutamente genial, daría la mano derecha por poder escribir con la mitad de talento que tiene en su mano izquierda.

[5] Para mi no es ni literatura, ni me engancha y realmente intenté leérmelo pero me dormía de aburrimiento. Pero no puedo negar que ha conseguido un número sustancial de ventas y ha revitalizado un estilo que parecía condenado a la marginación.

[6] Son las que definen las negritas y las segundas son las encargadas de crear listas en el lenguaje HTML

[7] Barton Fink

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 698
Lecturas hoy: 1

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.

Comentar