Usted está aquí

Información o morbo

Alguien dijo hace mucho tiempo algo parecido a que prefería una dictadura con prensa libre que una democracia sin prensa. Estoy fundamentalmente de acuerdo, sin la capacidad de tener datos fiables e información veraz es imposible hacerse una idea objetiva, o como mínimo, lo más cercana posible a lo que realmente está ocurriendo en el mundo.

Todos queremos tener información, aunque podemos discutir si queremos información o simplemente que nos confirmen nuestras propias creencias. En este camino que la prensa usa para vender su producto -porque no olvidemos que es un negocio- se están apalancando en defectos que muchos humanos tenemos y que represento perfectamente Pandora, que por curiosa la lió parda con la cajita de marras.

En los medios audiovisuales se da prioridad a información no relevante pero con video incorporado a noticias de más importancia y calado pero que no disponen de ningún corte. Las personas, por alguna extraña razón, caemos presas de nuestra curiosidad y enfocamos más nuestra atención a lo circunstancia que lo a realmente importante.

Ejemplos podemos tener, como en el caso de la chica que fue violada por un grupo de energúmenos en Pamplona. La información es realmente sencilla de dar, ella dijo que no y ellos la violaron. No se necesita ninguna imagen que refuerce los datos y no obstante, han empezado a correr imágenes de lo sucedido como si viéndolo nos descubriera alguna realidad que el texto nos había ocultado.

Esta búsqueda del impacto por el mero hecho de captar audiencia está generando algo que los médicos ya han visto en los hospitales con los antibióticos, la resistencia. Cuanto más vemos, cuanto más duras son las imágenes la siguiente ha de ser un poco más fuerte, un poco más dura, un poco más allá de lo éticamente aceptable.

Queda claro que si seguimos con este paso, al final no nos impactará nada y pareceremos yonkis buscando el siguiente chute o la siguiente droga que nos de una descarga de endorfinas o lo que sea que produzca el cerebro cuando visualiza esas imágenes. Sería muy fácil culpar a la prensa, y de hecho lo acabo de hacer, pero también tenemos que reflexionar nosotros mismos y se responsables de nuestros propios actos.

¿Nos aporta algo la imagen del cadáver de un niño para demostrar el drama de los refugiados?, ¿verlo tumbado en la orilla en medio de la cena o la comida es algo que va a hacer que comprendamos mejor la situación? ¿Va a hacer que nos levantemos y le demos a un like a un post de Facebook o realmente es simplemente un paso más para saciar el morbo?. La noticia es clara, inmigrantes que fallecen en su intento de escapar de una guerra civil, ¿para qué necesitamos más?

No voy a negar que con el acceso tan fácil tanto para generar documentos gráficos como para consumirlos, hemos desviado el punto fundamental de conocer el mundo a darnos un festín perverso con las desgracias ajenas, los videos ajenos, o cualquier otro tipo de entretenimiento que no forman, no informan y no educan, simplemente es un vicio que deberíamos de abandonar.

Este salto que se ha dado ya de las redes sociales a los medios clásicos de desnudar la realidad por puro afán de incrementar un par de punto la audiencia creo que ha llegado demasiado lejos. No digo que dejemos de conocer el mundo que nos rodea, pero no es necesario regodearse en la desgracia ajena para poder analizar en que mundo vivimos.

El mundo es un lugar muy duro, y convertir el sufrimiento de otras personas -por muy lejanas que nos parezcan- en entretenimiento no creo que nos convierta en mejores personas, sino en simplemente en la parte final de una cadena del morbo que no busca hacer progresar la sociedad, sino incrementar el valor para los accionistas de las empresas, de cuya ética tendría muchas dudas.

Por suerte, a veces hay personas que nos recuerdan que tenemos todos el gen de Pandora, que paremos, recapacitemos y recuperemos esa parte de la humanidad que se nos escapó al abrir la caja, digo la televisión.

Película[1]


[1] The War Zone

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 763
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.