Usted está aquí

Que bueno que me tuiteaste

Es notorio que no soy un gran defensor de las redes sociales, entiendo que tienen un sitio y un lugar en toda estrategia que se precie, pero no soy un usuarios de los que se puedan llamar activos. Suelo pasar mi tiempo en el mundo off-line, conociendo gente, aprendiendo de mis amigos, compañeros y clientes, y la verdad es que no me puedo quejar demasiado. He tenido la suerte de poder rodearme de gente interesante y que me aportan nuevos puntos de vista y hacen que tenga que esforzare un poco más cada día para mejorar como profesional y como persona.

Pero a veces, las redes te ofrecen la posibilidad de conocer personas maravillosas. Ya me pasó en su momento con Mario Dehter en los albores de internet, y no hace mucho me ha vuelto a pasar otra vez. Todo empezó como suelen empezar estas cosas, pero ha acabado por solventarme más de una papeleta. Existe la manía de que la gente de internet sabe de todo, hacer páginas web, computación en la nube, marketing, social media e incluso configurar ordenadores. Yo se hacer todas estas cosas, pero soy consciente que no soy la mejor opción, existen profesionales mejores que yo que pueden hacer el trabajo con una calidad extraordinaria y a un precio ostensiblemente más barato, por la sencilla razón de lo que a mi me puede costar una semana, ellos lo pueden hacer en dos días.

Como lo que está de moda es el tema de Social Media, en más de una ocasión me piden que les solucione un problema o que les recomiende a alguien de este ámbito que sea de lo bueno lo mejor. Ya sabéis, a la hora de pedir la ayuda de alguien siempre te preguntan si es el mejor. Pues ya he encontrado a la persona que se que puede solventar todas estas necesidades, la persona a la que puedo referenciar sabiendo que hará un trabajo extraordinario y profesional, sin tener ninguna duda que es la mejor opción.

He tenido la suerte de hablar con este ser humano un par de veces, le sigo en las redes y el trabajo que hace para sus clientes, y solo se me ocurre un adjetivo: excelente. Por si fuera poco, he podido colaborar con ella en la elaboración de un estudio sobre las necesidades de un ERP en el mundo de la hostelería, y he de decir que no solo sus consejos eran útiles y acertados, sino que además los presentaba sin ningún tipo de exigencia ni presión, simplemente sabía exponerlos para que tu mismo vieras la obviedad de su razonamiento y los aceptaras sin dilación. También su extraordinaria habilidad para gestionar los momentos de crisis, en definitiva, tengo la suerte de haber comprobado que es una profesional llena de conocimiento y con cero por ciento de ego.

Así que ya lo sabéis, si queréis os recomiende a alguien que sepa de marketing en internet, comunicación o temas de redes sociales, no hace falta que me preguntéis. Abrir un navegador, escribir http://www.digitalmarketingsmm.com, pulsar en la pestaña de contacto y exponerle vuestras necesidades. Estoy convencido que este pequeño post no hará honor a la calidad del trabajo que Elia Guardiola puede llegar a hacer por vosotros.

Película: Elisabethtown

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 311
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.

Comentar