Usted está aquí

Unos que vienen y otros que van

Unos que vienen y otros que van
Marketing

Mailing, Email, Marketing

Jueves, 31 Agosto 2017

Abre un e-commerce dicen, es la solución para que tu pequeña tienda pase a ser casi la competencia directa de Amazon. Claro que cuando te dicen esto no te acaban de explicar que a pesar de que el papel lo aguanta todo la realidad tiene su particular manera de complicarnos la vida.

Lo primero que te das cuenta es que por muy buena que sea tu tienda, por mucho que inviertas vas a ver, si has tenido la idea de instalar algún tipo de herramienta de analítica, que la gente viene, vista la web, le algunas páginas, mira algunos productos, algunos incluso hacen el intento de comprar, pero con suerte vas a tener un conversión que llega al 5%. Dicho de otra manera, de cada cien personas quizás te compren cinco.

Una vez asumes que tienes este ratio, lo más normal es que te inviertas recursos a hacer crecer el número de visitantes. Es una simple formula estadística, si cien son cinco, mil serían cincuenta. Pero en este proceso nos olvidamos de un pequeño detalle, es más económico rentabilizar los clientes que ya tienes que buscar nuevos.

Pongamos un ejemplo,, sacas un nuevo producto. Tienes dos opciones, o destinas un presupuesto para darlo a conocer y cruzar que los ratios te justifiquen la inversión o pones un banner gordo en la página principal y confías que funcione. La primera sería la manera clásica de hacer publicidad, intentar llegar a la mayor cantidad de personas que más o menos se ajusten a tu Target. Pero hay otra estrategia que suele ser más rentable, más enfocada y que tenga mayor retorno de inversión y mejores ratios de conversión.

Supongo que ya adivinas que me refiero a realizar una campaña email marketing. Supongo que cuando te decidiste a montar la tienda de comercio electrónico tuviste la precaución de activar el módulo de newsletters para poder enviar publicidad y mensajes comerciales a tus clientes, si lo has hecho, se te abre este nuevo campo que puedes explotar.

De entrada, al tener los datos de que han comprado puedes segmentar el mensaje a quién más te interese, puedes ver como reaccionan ante tu mensaje, puedes crear mensajes de repetición o simplemente, puedes crear versiones A/B para ver cual funciona mejor. Con todos estos datos el crear el mensaje perfecto para cada grupo es más sencillo y los resultados son indudablemente más altos que la publicidad tradicional través de banners, redes, etc..

Cualquier estudio medianamente serio confirma que los resultados son mucho más altos y que la tan cacareada muerte del email marketing está todavía muy lejos de producirse porque es el camino perfecto para interactuar con tus clientes. Es más, no solo sirve para intentar vender más, sino que puedes crear unas relaciones más profundas con ellos, y lo más importante, les puedes preguntar directamente.

¿Te acuerdas cuando mirabas los datos de tráfico?, que había gente que hacía cosas que no podías explicar. Si puedes preguntar a tus clientes directamente porque abandonan una página o porque hay días que hay más ventas que otras, no tendrás que pasarte dos días mirando gráficos y datos, simplemente es enviar un mail para ver que está pasando. Si tienes una comunidad bien gestionada, fidelidad, es más fácil que te den la respuesta que a ti te venga la solución a base de beber café a las tres de la madrugada.

Por estas razones y unas cuantas más, no te olvides de tener preparada la estructura para enviar campañas de marketing, porque va a llegar el momento que te van a ser útiles, no solo para vender nuevos productos, sino para mejorar tus ratios, fidelidad y establecer canales de comunicación.

Talk to me

Sin votos (todavía)
Lecturas: 1.446
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.