Usted está aquí

Algunos hombres, y tal como está el patio me da igual que sean buenos o no

Mientras estaba practicando lenguas muertas como el arameo ha sonado esta canción1 de Pink Floyd y no podemos negar que la ironía de algunas de las frases me ha dado la inspiración para escribir el post, que debería ser para el Lunes, pero como es Sábado, va a ser para el Lunes igualmente, que yo tengo una mezcla de tradiciones judio-cristina y lo del no publicar el Shabath2 y el domingo lo llevo a rajatabla

Pero sin desviarme demasiado la canción es básicamente una reunión entre un grupo de músicos y un manager de una discográfica y sobre todas las palabrerías que les cuentan para que se emocionen y confíen en ellos. Las palabras equipo, respeto, admiración y demás tópicos salen por la boca del ejecutivo sin inmutarse un pelo y ni siquiera enrojecerse. De hecho, cuenta la leyenda que la frase “Which one is Pink” fue algo que realmente le preguntaron a Roger Waters y David Gilmour3 y el cínico de Rogers no pudo evitar colar esta anécdota en la canción.

Esto me recuerda a una frase que me dijo Laura Ribas hace ya muchos años, concretamente cuando estaba en tercero de BUP, que los mayores males del mundo eran la ignorancia y la indiferencia. Aunque me lo contó en forma de chiste y me dijo que no lo sabía y no le importaba, creo que a día de hoy siguen siendo los grandes males del mundo. Hay mucha gente que en su propia indiferencia, no se da cuenta que es ignorante, y la ignorancia es algo muy peligroso.

Quizás suene a viejo cascarrabias, pero cada vez veo más gente que aúna estos perfiles de personalidad: no saben y no les importa. Lo veo en muchos lugares, en la prensa, en las personas de la calle y en los puestos de mando. Saltan sobre polémicas y llenan horas y horas sobre temas que no tienen la más mínima importancia en el amplio abanico de la realidad, horas tiradas en intentar crucificar a lo que consideramos el enemigo, sea del partido que sea, con argumentos tan cansinos que pierden su efectividad por cansinos e infantiles.

En esta greña del “y tu más”, estamos todos metidos sin intentar comprender al otro, sino, sin siquiera intentar obtener los datos para saber la realidad, simplemente nos subimos al carro del que parece de nuestra cuerda y a quemar infieles que es lo que se lleva.

En el mundo empresarial el panorama no es mucho más esperanzador, la generación que viene es terrorífica. Falta el concepto de esfuerzo, sacrificio, sólo saben conjugar el verbo “tengo derecho a” pero no tienen ni idea, y les importa un pimiento, el concepto de deberes. Simplemente tienen derecho, no se sabe bien el porqué y que han aportado para conseguirlo. Desde el típico que te dice que por ese sueldo no piensa trabajar al que desprecia todo aquello que necesite más de media hora para poder ser entendido, sólo quieren vivir bien sin tener que sudar y que les den las ideas masticadas y simplificadas. Definitivamente el esfuerzo no va con ellos.

Ahora es cuando cuento mis batallitas de abuelo, pero no va a ser el caso porque siendo honesto, yo he tenido mucha suerte en la vida, cierto es que también he trabajado, pero no más y no menos que otros que están en peor situación que yo. Pero lo que mantiene mi esperanza de que no está todo perdido es que todavían quedan personas a las que se les puede llamar seres humanos, no porque sean piadosas y compasivas, sino porque les importa y se informan. Es el primer paso y fundamental, luego puedes estar de acuerdo con ellos o no, pero han hecho sus deberes y tienen la autoridad ética y moral de levantarse y hablar en su nombre, y quizás en el nombre de algunos más.

Por eso digo, que tal y como está el patio que me traigan hombres, y mujeres que he puesto el título por la película, que estén interesados y estén informados. A partir de aquí ya veremos como lo hacemos, porque si he de fiarme de la mayoría estaríamos todos leyendo libros de veinte palabras, comiendo comida preparada y mirando el mundo a través de las opiniones de otros, y usando argumentos que son bonitos pero que no tienen ninguna validez lógica. Si, la democracia está muy bien, pero por mucho que la mayoría diga dos más dos son cinco, van a seguir siendo cuatro. Lo malo es que a este paso van a marginar a los que se atrevan a disentir de la explicación oficial e insistir que son cuatro.

Porque, siendo honesto, me encanta encontrarme con gente que piense diferente, porque para que piensen igual que yo ya me tengo a mi mismo. Pero lo que les pido es que se basen en datos, que su ontología tenga lógica interna, y que no digan burradas que están sacadas de manuales de propaganda. Es sencillo, simplemente hay que basarse en datos y razonar, y a partir de aquí, respeto y debate, que así seguro que todos conseguimos de ser un poco menos ignorantes.

Película4


  1. Water, Roger. Have a Cigar Lyrics Wish you were here. 1975-11-15 

  2. ¿Qué es Shabat?. Jabad. 

  3. Roger Waters -bajo- y David Gilmour -guitarra y vocalista-, junto con el malogrado Syd Barret, eran el alma creativa de Pink Floyd. 

  4. A Few Good Men 

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 665
Lecturas hoy: 1
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.