Usted está aquí

Bolas grandes, bolas pequeñas

Bolas grandes, bolas pequeñas
RRHH

Tiempo, Tareas, Concentración

Lunes, 20 Marzo 2017

Una de las frases que más odio y frustración generan es la que te sueltan a bocajarro, sin pedir permiso ni prepararte cuando vas hasta arriba de trabajo y se te ocurre soltar el clásico hay que inventar el día de cuarenta y ocho horas. Los managers modernos, sobrados y con grandes dosis de psicopatía te sueltan la frase de que te organizas más, y justo cuando te relames al pensar que se sentiría al darle un repaso en el occipital con la palma de tu mano -otrora llamado darle una colleja- te explica el rollo de las piedras, el tiempo, el espacio y la percepción[1].

No voy a negar que tienen razón, pero mi pregunta es ¿que ocurre cuando el control de tu tiempo desaparece y no sabes si te has de centrar en las bolas grandes o las pequeñas?. Cuando careces de esta capacidad solo vas apagando fuegos y los problemas grandes se van acumulando hasta que llega un punto que lo único que puedes hacer es sucumbir a ellos como si fuera un alud.

Estas situaciones se agravan sobretodo en la oficina, que por algún misterioso principio todos creen que estás siempre disponible y que el aquí el ahora significa que cualquiera puede hacer uso de tu tiempo e interrumpirte cuando les plazca, algo que definitivamente va en contra de la creatividad.

Otro punto fantástico es cuando te dicen que te reúnas pero van retrasando la reunion cada vez diez minutos hasta que cuando te das cuenta ha pasado una hora y ese problema que podías haber resuelto sigue ahí, han llegado dos más y lo más que has podido gestionar son cuatro correo electrónicos de la carga de profundidad de ¿que hora es? O ¿a que parece que refresca?

El presencialismo, la falta de control de tiempo son parámetros que matan la productividad. Si a esto le añadimos la moda de las oficinas abiertas, la capacidad de concentrarse se reduce y lo único a que puedes aspirar es a constipare para tener una excusa y quedarte en casa a fin de avanzar algo de trabajo.

Película[2]




[1] Paola. “Las Piedras y el Frasco”. Psicología estratégica.

[2] Pac-Man: The Movie

Sin votos (todavía)
Lecturas: 416
Lecturas hoy: 4

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.