Usted está aquí

Bolas grandes, bolas pequeñas

Una de las frases que más odio y frustración generan es la que te sueltan a bocajarro, sin pedir permiso ni prepararte cuando vas hasta arriba de trabajo y se te ocurre soltar el clásico hay que inventar el día de cuarenta y ocho horas. Los managers modernos, sobrados y con grandes dosis de psicopatía te sueltan la frase de que te organizas más, y justo cuando te relames al pensar que se sentiría al darle un repaso en el occipital con la palma de tu mano -otrora llamado darle una colleja- te explica el rollo de las piedras, el tiempo, el espacio y la percepción

Sin votos (todavía)
Lecturas: 684
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.