Usted está aquí

Efecto Pigmalión

Una de las grandes diferencias que veo entre la cultura anglosajona, o protestante si se quiere ver de esa manera, es el concepto de sociedad. En los países latinos o de tradición católica, la sociedad juega un rol muy poderoso y básicamente es la que limita tu capacidad de crecimiento: si eres el hijo del herrero, acabarás siendo un herrero. En el otro lado existe una visión ligeramente diferente, y afirma que tu puedes ser lo que quieras ser, que no importa de dónde nazcas que the sky is the limit.

Es obvio que ninguna de las dos es completamente cierta, en nuestro propio país tenemos el ejemplo de Amancio Ortega que pasó de ser el hijo de un ferroviario a una de las mayores fortunas del mundo. Y por otra parte, si tomamos perspectiva y miramos a ciertas familias, vemos que nacer en ciertos entornos facilita enormemente triunfar, si usamos la escala de valores que nos han intentado inculcar en las últimas décadas.

Por eso creo que la percepción que tienen los demás sobre nosotros influye, podemos discutir cuanto, pero influye y es lo que se ha dado a llamar Efecto Pigmalión. Y esto es un ingrediente para que nos podamos desarrollar por completo y llegar a tener éxito, o al menos tal y como yo lo entiendo.

Si esto lo traspasamos a un entorno profesional y de negocios, que al fin y al cabo es la temática de este blog, creo que es muy importante tener a los managers, directivos, la estructura de toda la empresa y no solo RRHH, para favorecer este fenómeno: convertir a ese trabajador que parece gris y que no destaca, en una persona que desata todo su potencial y llega al máximo de lo que como persona y trabajador podría llegar a ser.

Claro que esto no es fácil, hay que tener mucha empatía y mano izquierda. No a todos nos motiva lo mismo, no todos tenemos las mismas capacidades, y por supuesto, no siempre tenemos los mismos intereses y habilidades. Has de conocer a tu equipo, y por conocer no me refiero a haberse leído su currículum o saber que trabajo hace, me refiero a realmente conocerlo, que le motiva, cuales son sus ideales, objetivos para saber por donde has de empujar y por dónde has de estirar para sacarlo de ese momento gris que puede ser si vida como contable, diseñador o lo que sea. Pero lo fundamental en este proceso es creer en la persona, en que puede hacerlo, en que va a conseguirlo. Existen experimentos, muy discutibles a nivel metodológico pero interesantes si más no, dónde se se demuestra que la percepción del rol superior (jefe, profesor, etc..) sobre los subordinados, afectaba al rendimiento de los mismos sin que hubieran diferencias significativas entre ellos.

También es importante saber que no siempre todos tienen ese potencial latente, hay personas que no pueden dar más de lo que ya están dando, y presionarlo para que llegue más lejos solo conllevará una fustración y un bajón de rendimiento por no sentirse lo suficientemente bueno. Por eso digo que es difícil realizar este tipo de operaciones.

Pero por mi experiencia con personas, si consigues identificar a las que tienen ese potencial, y dedicas recursos, tiempo y paciencia, lograrás ver como consiguen desarrollarse por completo y alcanzar todo su esplendor. Y os aseguro que es uno de esos raros momentos de placer como directivo, ver como has ayudado a una persona a descubrir quién es realmente es y que todavía no han llegado a su límite. Puede que al descubrirse de nuevo deje la empresa para emprender una nueva carrera laboral, pero que eso no te frene, porque el será tu embajador sobre la calidad de la empresa y conseguirás que llamen a tu puerta personas con esa características. Algunos se volverán a ir, otros se quedarán, pero ni tu, ni tu empresa volveréis a ser la misma porque esta vez, no habrá crisis que os pueda desestabilizar porque haciendo honor al eslogan, tu mejor recurso (tus equipo) está satisfecho con tu empresa.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 536
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.