Usted está aquí

Propósito

Propósito
RRHH

Propósito, Objetivo

Martes, 11 Abril 2017

Objetivo, propósito, sentido. Dicen que las tres preguntas fundamentales que los seres humanos se hacen son: ¿quienes somos?, ¿de dónde venimos? y ¿a dónde vamos?, pero para mí la más fundamental de todas es la de cual es nuestra misión, nuestro visión. Que se espera de nosotros que hagamos en esta vida, que esperamos nosotros conseguir en esta vida.

Si miramos lo dicen algunos de los científicos más pasados de vuelta, nuestro objetivo es ser meros contenedores y transmisores de información. Somos meros receptáculos de carne diseñados para que la información de nuestros genes, y también la cultura, sobreviva a nuestro ciclo vital. No es una teoría que responda a muchas preguntas pero sin duda te plantea unas cuantas cuestiones que casi te dejan con el cuerpo peor con el que empezaste a buscar las respuestas.

En la sociedad moderna, o como mínimo lo que nos vende la cultura occidental, es que cada cual puede ser lo que quiera ser, aunque tampoco tengo yo muy claro que esto no sea más que una idea que suena bien, vende bastante pero que tiene el problema irresoluble de la realidad.

Primero no todos nacemos iguales, ni a nivel físico, ni intelectual ni de recursos. Por mucho que nos pongamos estupendos una persona que mida menos de metro cincuenta, que el esfuerzo de levantar un vaso sea una tarea titánica y que su capacidad intelectual no pase de hacer sumas y restas de un dígito, no va a llegar a ser campeón de la NBA o presidente de un país por mucho que su padre sea el empresario más adinerado y mejor conectado del mundo.

Acepto que quitando casos extremos, todo es prácticamente posible con el esfuerzo necesario -en algunos casos una llamada diciendo papi y en otras poniendo horas- pero la curva de esfuerzo me parece a mi que no es ni aritmética, es logarítmica y pocos consiguen alcanzar sus sueños fuera de su zona real de influencia.

En todo caso, aquí estaríamos hablando de cumplir un sueño, no necesariamente cumplir con nuestro objetivo, con nuestro don natural que todos tenemos y que nos diferencia del resto. Puedes sacarte la carrera de médico pero esto no es cumplir tu objetivo, es simplemente un reto alcanzado pero no podría considerarse como lo que define e impulsa tu vida.

Con la pregunta vuelve de nuevo al tapete ficticio que hemos desplegado delante nuestro: ¿cual es nuestro propósito?. Supongo que si entramos más en filosofía y literatura y dejamos de intentar medirlo mediante métodos más objetivos y científicos podríamos intentar llegar a alguna conclusión.

De entrada, ha de ser algo que nos salga con naturalidad y nos sea relativamente fácil, ya sean la música, los números, empatía, cualquier aspecto que no requiera un esfuerzo por nuestra parte. Esta sería nuestra habilidad y a partir de aquí se plantea un dilema, que no nos guste o que nos apasione. Mi hija, por poner un ejemplo, tiene un don para los idiomas que da miedo pero a ella le aburre hasta la saciedad, con lo que su habilidad es algo que desprecia y se niega a cultivarlo. No se si es un error, pero tengo claro que forzar las cosas es siempre mala idea.

En el caso que hayas encontrado eso que te hace especial y que encima te gusta, habría que mirar en que ámbito quieres aplicarlo. Yo creo que para que el propósito tenga sentido ha de tener una resonancia más grande que la del propio individuo y trasladarse a la sociedad. Quizás seas el mejor arquitecto del mundo pero si las personas que han de usar tu obra no disfrutan con tus creaciones tu objetivo estará fallido, has de llevar tu don hacia dónde están las personas y aportarles un extra, ya sea de comodidad, felicidad o lo que sea, pero ayudar a que su vida sea mejor aunque sea por unos segundos.

Podemos discutir el alcance, si basta con que llegues a tres personas o a cien, pero lo que tengo claro que es que sino hay un receptor de tus cualidades tu don no tiene mucho sentido, pero también puedo estar totalmente equivocado porque yo sigo buscando mi don y que hacer con él.

Película[1]




[1] Die Büchse der Pandora

Sin votos (todavía)
Lecturas: 463
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.