Usted está aquí

Vacaciones y ocio

Solapas principales

Comunidad construida para volcar las reflexiones que suele ocurrir cuando estás en vacaciones y alejado de toda realidad empresarial. A veces son reflexiones interesantes otras tantas son ideas que podemos retomar más tarde para aplicarlas en nuestro día a día profesional.

Inspirador

Bonituras

El fin de semana pasado me lo pasé en Lausanne. Estaba invitado a una boda de estas de alto copete, y para copetes los míos, nos instalamos en uno de los mejores hoteles de la ciudad. La madre de Dios... que malo es el lujo.

Hoy, a parte de tener una clara marca visible en la cara que denotaba que he dormido más de la cuenta, he visto claramente que ya se nota de una manera diáfana que estamos de vacaciones. No hay e-mails, no hay llamadas, no hay textos a revisar, no hay nadie chillando en la oreja para cumplir tiempos de entrega...

¿Donde?¿Cuando?¿Como?, no veas la rasca que pega. Voy en mangas cortas y tengo un biruji de tres pares de narices. ¿Pero no decían que estábamos al borde del cataclismo mundial por el calor?, ¿donde está?, que se presente inmediatamente en recepción... leches, que ya es verano y toca calor. Que hay que ser profesionales, y si toca calor, toca calor, nada de esto de refrescar.

Ayer, como uno es así de generoso y dado al espectáculo, nos fuimos cuatro pendejos al cine, pero no al cine normal, sino al Imax. Están poniendo un documental sobre Tiburones y como son unos bichos que me caen simpáticos siempre y cuando haya una mampara de 20 centímetros que nos separe, pues para allá que fuimos.